¿Cómo identificar el punto clave? Tu peor falla y tu mejor oportunidad de mejora.

Es una debilidad que, al corregirla, el tenis mejora muchísimo. Las fallas pueden causar otras fallas. El punto clave es una falla que influye sobre muchas otras. Las debilidades pueden ser: tácticas, técnicas, físicas y psicológicas. Se puede tener muchas deficiencias en un área y el punto clave que las genera está en otra.

Un tenista puede lucir mal en lo físico (cansado, lento). Tal vez ocurre porque se desmotiva y el punto clave sería psicológico. Tal vez se desmotiva porque no sabe cómo neutralizar una determinada estratégica del rival. Y el punto clave sería táctico. Podría desmotivarse porque su volea no funciona. Allí, el punto clave sería técnico ¿Entonces cómo identificar el punto clave? Aquí veremos algunas recomendaciones.

El punto clave suele ser la falla menos trabajada.

Imaginemos un tenista mejora mucho en casi todo, pero no en su velocidad. Tarde o temprano llegará a un nivel en el cual no aumentará su rendimiento si no se vuelve veloz. Y ese será su punto de clave. Es la falla que no ha querido enfrentar.

El punto clave suele ser mental porque esa es el área menos trabajada y menos conocida. Y suele ser emocional porque las emociones influyen sobre muchos aspectos, ya sean psicológicos o de otras áreas.  Los tenistas suelen ir al psicólogo porque se estresan. Pero hay muchos otros factores psicológicos (no emocionales) que se conocen: La mejoría en el pensamiento táctico, el uso de la memoria durante el partido para tener información que permita mejorar la estrategia, la percepción visual, la comunicación con el entrenador y demás.

Entonces hay que preguntarse: ¿Cuál es la falla menos trabajada? ¿Cómo afectan mis emociones en mi desempeño? ¿Qué otros factores psicológicos podrían estar fallando?

Cualquier falla emocional puede tener una causa no emocional

Un tenista puede jugar mal por sus emociones, pero estas a su vez pueden tener otras causas primarias de otro tipo. Si un atleta se ve emocionalmente afectado, hay que seguir indagando. Tal vez no ha dormido bien debido a que pasa la noche entreteniéndose con juegos de video. O anda de mal humor porque está mal alimentado o sus zapatos están gastados y no tiene recursos económicos. Hay que conversar con él, formularse hipótesis sobre lo que le puede estar ocurriendo y preguntarle.

Hay que establecer relaciones entre las fallas.

Supongamos que se detectan fallas tácticas, técnicas, físicas y psicológicas en un tenista. Pero no se sabe cuál es el punto clave. Hay que sentarse con el atleta, anotar esas fallas esparcidas en una hoja de papel e ir trazando muchas líneas o flechas que digan: ”Esta fallas es causante de esta… Esto aumenta esto otro”. Así, se detecta la falla que incide sobre muchas otras.

Hay que Identificar las secuencias.

Supongamos que un atleta, al jugar en torneos, le ocurre lo siguiente: Cuando el oponente remonta, se estresa, comienza a pensar en las veces que le han remontado partidos. A partir de ese momento, comienza a fallar en el drop shot. Luego, cuando lo mueven de lado a lado se molesta y golpea la pelota con demasiada fuerza. A partir de allí, pierde muchos puntos.

Si todo ocurre de esa manera, eso indica que el descontrol emocional ante las remontadas del rival puede ser el punto clave porque eso es lo que inicia la secuencia donde comienzan a presentarse las otras fallas. Si estas suelen ocurrir mayormente cuando el oponente remonta, entonces al mejorar el equilibrio emocional ante esa situación, las otras fallas disminuyen.

Observar en qué momento del partido se presentan las fallas

Una falla que suele presentarse repetitivamente en el Match point puede echar por tierra todo lo logrado en antes de eso en los partidos. Esta sería un punto clave. De manera similar, una falla que suele presentarse en los puntos que definen el game o el set también podría serlo.

Pregúntate qué tan notoria es la falla

Una falla fácil de identificar, será aprovechada repetidamente pudiendo convertirse en un punto clave. Hay que hacer memoria en relación a los partidos y preguntarse con qué frecuencia los oponentes suelen sacar provecho de cada debilidad propia.

Finalmente, es necesario probar.

Si se trata de un tenista que dice tener la secuencia señalada anteriormente, la idea de que el punto clave es la respuesta emocional ante las remontadas puede ser tomada como una hipótesis. Hay que mejorar las emociones ante esa situación y si eso eleva muchísimo los resultados competitivos, entonces se comprueba que la hipótesis era cierta, ese sí era el punto clave. Si esa mejoría notoria no ocurre, hay que seguir indagando.

Sígueme en las redes sociales