El método básico que usan todos los tenistas para controlar el estrés

El tenis es estresante por naturaleza y quien va perdiendo se estresa más. Puede caer en una crisis emocional que derrumba su desempeño. Hay excelentes tenistas que viven eso partido tras partido y sus carreras no florecen. Llevo años estudiando eso.

Hay una estrategia de uso generalizado. Cada quien le agrega su toque personal, pero la esencia se mantiene. Los pasos son  estos:

1.- Detenerse y marcar un cambio.

2.- Hablarse a sí mismos en su mente para calmarse.

3.- Respirar.

4.- Pensar para organizar la estrategia.

Detenerse y marcar un cambio

Implica dejar de hacer lo que se estaba haciendo en amplio sentido: dejar de abordar el problema de la misma manera, dejar de tener las intenciones que tenía, de tener tales pensamientos, de respirar como lo hacía y demás. Por ejemplo, imaginemos un tenista que, mientras juega, se lamenta por la pelota que acabe de fallar. Es el modo mental de “Fijación en el punto anterior”. Y también volteaba a mirar a sus familiares: el modo mental de “Atención desviada hacia los padres”. Marcar el cambio es poner un STOP y dejar de hacer ambas cosas.

Hablarse a sí mismos en su mente para calmarse

Una vez que el tenista decide detenerse, se habla a sí mismo: “Ok… Tienes que calmarte para que puedas pensar…”. Cada tenista tiene una o varias frases que le sirven para retomar la calma. Es necesario descubrir cuáles son.

Respirar

Luego, es necesario respirar profundo, suave y calmado… hacerlo de una manera que el tenista sienta que lo ayuda a sentirse mejor.

Pensar para organizar la estrategia

Finalmente, el tenista debe pensar para saber qué hacer. Tal vez descubra que solo necesita retomar la estrategia que había dejado de utilizar. O quizás necesite crear una nueva… ¿Qué debo hacer para darle un vuelco a esta situación?… Es allí cuando se da cuenta, por ejemplo,  de que debe realizar determinados ajustes en su mecánica, que debe implementar tal estrategia, que debe concentrarse en el oponente al momento de golpear para poder anticipar hacia dónde va la pelota o que solamente necesita mantenerse calmado.

Luego necesita prepararse mentalmente para implementar la estrategia ideada. Varios segundos adicionales pueden marcar la diferencia. Pero el tiempo es importante no solo allí sino a lo largo de cada uno de esos cuatro pasos mentales. Por eso es necesario alargarlo, caminar más lento, tardar en colocarse detrás de la línea para sacar o recibir y demás. Buscar la toalla es muy bueno porque, al secarse el sudor, el atleta se siente más cómodo.

Los pasos 2 y 3 pueden invertirse. Pueden respirar antes de hablarse a sí mismos. Pero el paso 1 debe ser el primero y el uso del pensamiento va de último. Sin calma y sin oxígeno, es muy difícil pensar.

Otro detalle crucial cuando aplicar la estrategia. Casi todos la usan para salir de las crisis emocionales.  Pero a veces es tarde para remontar allí. Hay que hacerlo de forma preventiva antes de caer en la crisis. Apenas el tenista se sienta un poco estresado y su rendimiento disminuya.

Sígueme en las redes sociales