diagrama de Ferrer partido vs entrenamiento

Muchos tenistas disminuyen su desempeño en el torneo. Yo suelo crear diagramas que representan sus procesos mentales. Abajo hay dos ejemplos simplificados e hipotéticos. El primero es un programa mental que perjudica el desempeño competitivo de un tenista imaginario. El otro representa el funcionamiento mental que lo ayuda al entrenar

Cada atleta tiene situaciones que lo afectan. Algunas de ellas lo afectan solo en los torneos o “mayormente” en las competiciones..

A este tenista hipotético lo estresan los rivales inferiores. Puede parecer absurdo, pero es algo muy común en tenistas jóvenes. Dentro de la clasificación de fallas mentales que he estado desarrollando, ese es el modo de “Goliat Aterrorizado”.

La causa suele estar en los pensamientos. Suelen ser ideas sobre las críticas que va a recibir si pierde, las burlas que podría recibir de otros chicos o del mismo oponente, lo mal que se podría sentir si pierde y la vergüenza que ello representaría.

Eso genera fuertes reacciones emocionales que se manifiestan en el cuerpo. En el caso anterior, es una pérdida de fuerza en el brazo. Qué además se presenta ante otra situación que lo estresa: La oportunidad de ejecutar el remate. Ese tenista cae en “Modo de Winner Desinflado”. Finalmente ese tenista se habla a si mismo internamente con furia cuando falla. Ese es el modo mental de “Grito Auto-agresivo Interior”.

Acá arriba, tenemos la otra cara de la moneda. El tenista hipotético disfruta el partido, no piensa en las situaciones que lo estresan (jugar contra alguien de menor nivel y la oportunidad de rematar), tampoco en la necesidad de ganar, ni en recuerdos de malas experiencias anteriores, ni en las posibles críticas o burlas. Por eso, la fuerza en el brazo se mantiene, ejecuta bien los remates y gana. Al no pensar, aquello que es automático, surge. En este caso es la capacidad de realizar el remate.

Hablando ahora sobre ambos diagramas, las situaciones estresantes como el rival de menor nivel y la oportunidad de remate, los pensamientos sobre las consecuencias, burlas y demás, los gritos auto-agresivos, la pérdida de fuerza en el brazo y las capacidades que surgen automáticamente cuando no se están dando los pensamientos estresantes… El tenista no suele darse cuenta de todo eso. Pero al ir construyendo su diagrama y al verlo culminado, se reconoce a sí mismo dentro del dibujo. Así el cambio se da con mayor facilidad y el desempeño competitivo suele mejorar.

.

Sígueme en las redes sociales