¿Ganas 40-0 en el Match Point y decides asegurar el punto?

Imaginemos un tenista que llega al Match Point jugando con agresividad. Van 40-0, tiene 3 puntos de ventaja para cerrar el game . Pero allí cambia su estrategia y comienza a asegurar el punto dirigiendo todos sus golpes hacia zonas bien alejadas de las líneas dentro de la cancha. En casos extremos y muy frecuentes, es un regalo porque ponen la bola en todo el centro de la pista.

Y solo se da cuenta de eso analizando el asunto en la consulta psicológica.

Allí el que trata de cerrar el partido espera no cometer errores. Pero tampoco anota el punto. El contrincante sobrevive, anota ese punto y otros más: “Al que no lo hace, se lo hacen”. Si no anotas el punto, te lo hacen a ti.

Asegurando así el punto se espera cometer menos errores. ¿Será cierto?… Si no intenta el winner o  no ataca cuando la situación lo amerita, es porque siente miedo. Esa persona está estresada, inhibida y demás. Eso aumenta la posibilidad de que cometa errores. para evitarlos, debes desarrollar auto-confianza y atacar cuando se debe.

Aunado a eso, el otro anota el primer punto del game. El cerrador pierde su primer chance y se siente rabioso, estresado, frustrado, desesperado… puede perder el control emocional cuando le remontan. Y precisamente no atacaba para evitar eso.  

Tal vez, no lo afecte tanto como para caer en crisis. Pero el oponente sigue remontando y la posibilidad de que el presunto cerrador mantenga su equilibrio emociona disminuye. Cada vez es más difícil.

Además, el cuerpo del atleta puede hacerlo caer en dos modos mentales que generan ansiedad y torpeza motriz. Es posible que en esos momentos tenga una lucha interna: “¿Ataco o no ataco?”. Una parte de su mente quiere atacar y la otra no. Entonces eso puede manifestarse en sus movimientos.

Algunos tenistas suben a la red con indecisión y sus movimientos son torpes o entrecortados. Es como si pensaran “Subo, no subo, subo no subo”. Allí el tenista ha caído en un modo mental llamado “Ataque dubitativo a la malla”. La torpeza motriz, la mala ubicación del tenista que puede quedar a medio camino y el estrés hacen que sea muy difícil jugar bien. Ese es uno de los momentos en los cuales se cometen. De hecho, actuar con indecisión ya es un error en sí mismo.

En otros casos, el tenista no sube a la red pero está a punto de golpear y una parte de su mente quiere impactar duro hacia una esquina. Pero la otra parte desea evitar ese riesgo. Una de esas dos partes domina y toma la decisión. Se ataca o no se asegura. Pero la parte de su mente que perdió la batalla, controla una pequeña parte de sus músculos y sus movimientos. Entonces, el tenista no ataca bien, pero tampoco asegura bien el punto. Su movimiento es entrecortado y tenso, una mezcla distorsionada de ambas cosas.

¿Puede un tenista evitar los errores jugando de esa manera?… ¡No!

Este no es el único ejemplo. Casi todos los tenistas tienen una tendencia a cometer una decisión táctica totalmente inadecuada… ¡Absurda!… La cometen de manera repetida en situaciones similares una y otra vez. La causa está en las emociones: estrés, miedo, desesperación, rabia, tristeza, desgano, confusión.

Si identificas tus decisiones absurdas, tu tenis mejorará. Estas suelen ser puntos claves. En un post anterior, se explica que los tenistas mejoran muchísimo cuando identifican el punto clave. Es una falla, que al ser corregida, produce saltos grandísimos en el desempeño.

¡Cualquier decisión tácticamente absurda, que sea tomada repetidamente en el Match Point, es un punto clave! 

Esa puede ser la oportunidad de mejora que abre las puertas para lograr todo lo que deseas, partidos, trofeos, patrocinantes, becas, saltos en el ranking y pare de contar.

Si entrenas muchísimo, dejas de hacer muchas cosas en la vida por estar en una cancha, te esfuerzas al máximo en corregir la técnica de tus golpes, hacer ejercicios intensamente, lo pones todo por llegar a cada pelota… Pero no te esfuerzas en corregir tu falla crucial que te impide anotar el Match Point… ¡Entonces estás cometiendo un grave error!

Viernes, 24 de enero de 2020

Pdtta:

Esta no es la única falla mental que puede ser decisiva en la carrera de un tenista. Pueden haber muchas más y para identificarlas, es necesario contar con un psicólogo del deporte especializado en tenis. Te invito a solicitar una evaluación psicológica.

¡Vas a sorprenderte de los beneficios que puedes obtener a raíz de la evaluación!

Observa este diagrama y pregúntate si quisieras ver uno como ese que te revele los procesos mentales que te ocurren a tí.

Ver todos los artículos

Sígueme en las redes sociales

Leave a Reply