Si quieres mejorar muchísimo en tu tenis, debes mejorar el punto clave

El punto clave es una falla que, si el tenista la corrige, hay grandes mejorías. Son saltos tremendamente impactantes en su desempeño: De repente, el chico le gana al tenista a quien nunca la había ganado.

Para entender eso, hay que reconocer cuáles son los cuatro tipos de características que puede tener un tenista: físicas, técnicas, tácticas y psicológicas. Si decimos que un tenista debe mejorar el aspecto técnico en general, allí no se habla de un punto clave. Lo técnico incluye golpes, desplazamientos, posturas, el Split, la empuñadura… En cualquiera de esos elementos podría estar un punto clave. Pero si el tenista tiene muchas fallas técnicas importantes, tal vez no exista un punto clave allí. Al menos no en relación a la técnica.

Casi todo jugador tiene uno. O tal vez tenga cuatro puntos claves, pero no puede tener veinticinco. Mejora una de esas fallas importantes y pierde porque tiene muchas más. Entonces ninguna de ellas es un punto clave.

¿Se puede tener veinticinco fallas importantes y al mismo tiempo tener un punto clave?… “SÍ” porque el punto clave puede ser un punto de apalancamiento. Una falla puede ser generada o aumentada por causa de otra. Y hay fallas que influyen sobre un gran número de fallas. Volvamos a la clasificación: Técnicas, tácticas, físicas y psicológicas. Un tenista puede tener muchas fallas en alguna de estas cuatro áreas y aun así el punto de apalancamiento puede estar incluso en otra área diferente.

Pongamos el ejemplo de un tenista que se estresa mucho en los partidos, que sus golpes salen deficientes y se molesta cuando lo mueven de lado a lado en la cancha. La rabia al correr, le genera tensiones musculares en las piernas, que lo hacen ser más lento, por eso se molesta más y entonces trata de anotar el punto con el próximo golpe, aunque eso sea inadecuado.

Ese estrés es una falla muy importante. Y desde el punto de vista de una prueba psicológica que estoy desarrollando actualmente (Test de los Modos Mentales del Tenista), diríamos que cae en “Modo de Winner Inmediato y Modo de Carrera Rabiosa”. Son tres fallas mentales importantes y aun así, el punto de apalancamiento podría no ser psicológico.

Tal vez ese tenista tiene mal desplazamiento. Esa falla puede hacer que se torne estresado, que golpee mal porque no llega a las pelotas, que caiga en modo de Carrera Rabiosa y que esto último lo haga caer en modo de Winner Inmediato. Serían varias fallas psicológicas causadas por una falla técnica.

Cuando se detecta una falla, hay que saber que pueden ser dos fallas en vez de una. Lo que se ve es la consecuencia. Pero la causa puede estar en otra parte, es decir, en otra falla.

Lo táctico o lo físico también puede influencia lo psicológico. Si un tenista está de mal humor y juega mal, es posible que ello se deba a que esté mal alimentado, a que se canse por falta de sueño o por no tener un adecuado plan de ejercicios. Todo eso es claramente físico.

Pero, muchas veces ocurre lo contrario: Hay una falla mental que produce fallas observadas en las otras áreas. En otros casos, el punto clave suele estar en el aspecto táctico. Los tenistas dedican muchas horas a los aspectos técnicos y físicos. Y sí trabajan la táctica al jugar en cancha. Pero rara vez hay sesiones completas dedicadas exclusivamente a analizar las fallas técnicas, tácticas, físicas y psicológicas del oponente con el fin de planificar una estrategia de juego.

El punto clave suele ser psicológico porque es lo que menos se entrena. Muchos tenistas no tienen un psicólogo deportivo. Otros le dedican una hora a la semana a su preparación mental, pero entrenan muchas horas al día.

El punto de apalancamiento suele estar en el estrés competitivo. También, en la falta de concentración. Ambos pueden fácilmente frenar el avance del atleta en muchísimos aspectos. Una mala relación con los árbitros también puede pulverizar toda la carrera de alguien.

Otro factor es el apego a la zona de confort. Muchos tenistas conocen su punto de apalancamiento. Se esfuerzan muchísimo en los entrenamientos, pero evitan trabajar la mejoría justamente en el punto clave. Tal vez se niegan a aceptar esa falla. Tal vez la evaden porque no han podido corregirla.  

¡Y se estancan porque no salen de su zona de confort!

Viernes, 22 de Febrero de 2020

Ver todos los artículos

Sígueme en las redes sociales

Leave a Reply